¿Cuáles son las enfermedades respiratorias que afectan a las grandes personas y qué hábitos adoptar contra ellas?

¿Cuáles son las enfermedades respiratorias que afectan a las grandes personas y qué hábitos adoptar contra ellas?

Escrito por: Sthefany Mandujano

23/6/2022 0:07:53

Las personas adultas mayores se encuentran más propensas a padecer enfermedades en vías respiratorias debido a que su sistema inmune puede estar debilitado ya sea por los malos hábitos que han llevado a lo largo de su vida, por alguna enfermedad crónica, discapacidad, condición médica que le genere alguna dependencia farmacológica; o incluso por el mismo proceso de envejecimiento en el que se debilitan los músculos respiratorios y disminuye las funciones pulmonares. 

La neumonía, de hecho, es la primera causa de muerte entre personas de más de 60 años y según la Organización Mundial de la Salud (OMS), otras de las principales causas de decesos de la población en general son las infecciones respiratorias agudas (IRAS), la tuberculosis, el cáncer de pulmón y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). 

El asma, la rinitis, faringitis y bronquitis, también se consideran dentro de las principales enfermedades que afectan a los adultos mayores y según datos del boletín del Instituto Nacional de Geriatría que lanzó en 2019, las grandes personas tardan más tiempo en manifestar algún tipo de enfermedad en comparación con una persona joven, debido a que minimizan y normalizan sus síntomas o presentan poca tos o flema.  

Se puede identificar entre una persona sana y una que no lo está debido a que su actividad física se reduce junto con su energía; presenta cansancio constante, desinterés por sus actividades cotidianas y en ocasiones depresión. 

También te puede interesar: Tai Chi y los beneficios en las grandes personas

¿Qué hábitos se pueden llevar a cabo para mejorar la condición del sistema respiratorio?

Existen algunos hábitos que mejorarán de forma significativa la salud pulmonar para todos aquellos adultos mayores que buscan prevenir o recuperarse de una enfermedad del sistema respiratorio. 


Protegerse del clima

Estar en constante exposición a cambios de temperatura afecta la salud pulmonar ocasionando gripas, alergias, o que el cuerpo no se termine de recuperar de alguna afección previa. Es recomendable estar al tanto de los pronósticos del clima para estar bien preparado en caso de lluvia, frío o calor. En caso de estar en temporada de temperaturas bajas, hay que estar abrigado y considerar el uso de alguna vitamina o suplemento que refuerce el sistema inmune, siempre y cuando esté previamente aprobado por el médico de cabecera del adulto mayor. 

Actividad física

Es bien sabido que el ejercicio mejora tanto la salud mental como física en de todo el cuerpo y a cualquier edad; pero bajo la actividad correcta, se puede lograr que transporte más oxígeno al cuerpo, se deseche el dióxido de carbono de los pulmones y se oxigene el torrente sanguíneo.

Dejar de fumar 

Fumar prolongadamente está directamente ligado a la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), al cáncer de pulmón y otros padecimientos de vías aéreas. Dejar el hábito o encontrar espacios libres de humo garantizará que se reduzca el riesgo de contraer alguna infección. 

Ejercicios de respiración

Se pueden llevar a cabo por el simple hecho de mejorar la respiración del día a día o  durante la terapia de rehabilitación pulmonar para aumentar los niveles de oxigenación del cuerpo, disminuir la frecuencia de respiración y mantener las vías respiratorias abiertas. Se recomienda hacerlos durante prácticas como el yoga, tai chi o la meditación. 

Limpiar los espacios

Mantener la casa así como los lugares de trabajo libres de polvo y suciedad, evitará que los adultos mayores desarrollen alergias e infecciones en vías respiratorias por moho. Incluso es benéfico para la salud mental de los adultos mayores, que participen en las labores de limpieza. A la hora de establecerse es necesario contemplar sus capacidades físicas y fuerza.  

También te puede interesar: Hábitos de limpieza y cómo evitar un accidente

Una buena alimentación

Llevar un régimen de alimentación saludable favorece la salud del sistema respiratorio. Comer alimentos ricos en vitamina c y d ayudará a fortalecer el sistema inmune. La leche, el salmón, las guayabas, y el huevo, además de almendras, avellanas y demás semillas; ayudará a tener menos enfermedades.