Día Mundial del Alzheimer: Qué se puede hacer para prevenirlo

Día Mundial del Alzheimer: Qué se puede hacer para prevenirlo

Escrito por: Sthefany Mandujano

23/9/2021 3:52:40

¿Por qué se celebra el Día Mundial del Alzheimer?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) en conjunto con la Federación Internacional del Alzheimer, declararon en 1994 el 21 de septiembre como el Día Mundial del Alzheimer. 

Durante todo el mes se busca generar conciencia sobre esta enfermedad catalogada por los expertos como “la nueva epidemia del siglo XXI”, ya que se calcula que en el 2050 el número de pacientes con este padecimiento se triplique. 

Lo que significa que si hoy en día hay alrededor de 1.5 millones de personas con esta enfermedad, dentro de 30 años, habrá 3.7 millones con algún tipo de demencia, en el 60% de los casos, Alzheimer.  


¿Qué es el Alzheimer? 

El alzheimer es una enfermedad degenerativa y progresiva del cerebro. Provoca deterioro del pensamiento, memoria, y conducta de quien la padece, se caracteriza por afectar su vida cotidiana. Aún se desconoce el origen de la enfermedad, pero los avances médicos están logrando mejores herramientas tanto para su detección como para su tratamiento. 

¿Cuáles son las diferencias entre demencia y Alzheimer?

Tanto el Alzheimer como la demencia, son irreversibles y degenerativas, lo que significa que las funciones orgánicas que se dañan o se pierden en los pacientes que las padecen no pueden regenerarse. Muy a menudo existe confusión en el uso de estos términos, pero tienen significados muy diferentes. 

Por su parte, la demencia no es una enfermedad en específico sino que es un término general que se utiliza para describir una amplia gama de síntomas que afectan la capacidad de una persona para realizar sus actividades diarias, estos síntomas pueden ser deterioro de la memoria, disminución de la concentración y atención, cambio en la habilidad de la comunicación, entre otros. 

El Alzheimer es una de las tantas y variadas formas de demencia que existen, de hecho es la más común, ya que representa entre un 60 y 70 por ciento de los casos mundiales, afectando de principal forma a las personas adultas mayores de más de 65 años.  

Recientemente el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) indicó que el Alzheimer, puede presentarse entre los 35 y 40 años de edad, pese a que la mayoría de los casos se registran desde los 60, y existe mayor prevalencia después de los 85. 

 También te puede interesar: ¿Qué es el envejecimiento saludable y activo?

Síntomas, diagnóstico y calidad de vida con Alzheimer 

Según las estadísticas, las mujeres son el grupo poblacional más afectado por la enfermedad ya que ellas representan dos terceras partes de los diagnósticos de Alzheimer, es por eso que se debe prestar mayor atención a los siguientes síntomas que son algunos de los primeros que presentan los pacientes: 

  • El síntoma más común es la dificultad para recordar información recién aprendida o conversaciones recientes ya que los cambios que ocasiona el Alzheimer inician en la parte del cerebro que afecta el aprendizaje

  • Desorientación y cambios de humor 

  • Pérdida de las cosas como lentes, llaves, celular 

  • Dificultad para tomar decisiones 

  • Sensación de ansiedad

  • Problemas para recordar palabras o nombres 

  • En los casos más graves se presenta dificultad para hablar, comer o caminar 


Para realizar un diagnóstico correcto de la enfermedad en caso de observar los síntomas anteriores, se deberá asistir con el médico de cabecera para una evaluación física, psiquiátrica y neurológica completa que descarte o confirme el Alzheimer. 

En México, existe la Clínica de la Memoria del Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (INAPAM), que brinda consulta externa integral para la detección o confirmación del diagnóstico de deterioro cognitivo leve o demencia, de forma oportuna. Los requisitos para ser aceptados por la institución es que la persona tenga 60 años o más y presente alteraciones de la memoria. 

Sabemos que un diagnóstico positivo de Alzheimer puede ser aterrador, pero es posible que el paciente tanto sus familias, lleven una vida plena, social y activa; y dependiendo de la fase del deterioro cognitivo que se encuentre la persona, el médico dará tratamiento farmacológico y no farmacológico, lo ideal es un tratamiento a la medida y necesidades de cada paciente que ellos y sus cuidadores puedan llevar para un abordaje integral y exitoso. 


¿Qué se puede hacer para prevenir el Alzheimer?

Si bien no existe la forma de saber qué origina el Alzheimer, el geriatra Amador Macías, perteneciente a la Asociación Alzhéimer Monterrey, comentó en una entrevista que existen factores de riesgo para desarrollar el padecimiento, tal como tener familiares con síndrome de Down, el envejecimiento, tener obesidad, diabetes o colesterol alto, así como la depresión, el tabaquismo, golpes en la cabeza y hasta la contaminación ambiental puede contarse como una causa. Por este motivo, aconseja un estilo de vida saludable, ya que no hay nada mejor que la prevención de la enfermedad. 

Algunas medidas que podemos llevar todos a cabo desde temprana edad son:

  • Llevar una dieta equilibrada con alimentos ricos en aceites y omega tres, salmón, sardinas, frutos secos, además de frutas y verduras

  • Realizar ejercicio de acorde a las capacidades de cada persona, caminar y mantenerse activo es fundamental

  • Aprender siempre algo nuevo, leer, resolver el sudoku o inscribirse a talleres ayuda a mantener la mente activa

  • Tener vida social y relacionarse con otras personas ayuda a conservar las conexiones neuronales activas

  • Por último se recomienda tener control sobre los padecimientos cardiovasculares como el tabaquismo, la obesidad, la hipertensión y la diabetes


Aún queda un largo camino de revelaciones y estudios científicos que ayuden a prevenir el Alzheimer y entender mejor su relación con factores genéticos o médicos. La esperanza se encuentra en el desarrollo de uno o varios fármacos que modifiquen la evolución de la enfermedad y retrase los síntomas. El plan de salud de Koltin está diseñado para desarrollar hábitos saludables en las personas adultas mayores ¡nunca es tarde para comenzar! ¿Te gustaría saber más sobre sus beneficios? Ponte en contacto con nosotros.